Finanzas en pareja. ¿Es la mejor opción?

Compartir

Dileiny Concepción Villar. Es coach financiera y contadora. Síguela @vidafinanzasrd

La unidad de una familia siempre es lo mas importarte y aún sean solo dos, cuando todavía no hay niños, es muy bueno poder confiar abiertamente en tu ser amado y manejar sus finanzas de forma conjunta. De hecho, se ha demostrado que, entre personas que comparten hábitos financieros y de consumo, esto ayuda en gran medida a alcanzar de forma más rápida las metas y retos financieros del hogar.

Por otro lado, existen estadísticas que indican que el dinero es una de las razones más comunes de rotura de relaciones y discusiones constante entre las parejas. Estos datos indican que a veces resulta muy fácil poder compartir planes, metas, gustos y hasta intereses, pero cuando se habla de dinero entonces la historia cambia un poquito.

Sin embargo, no existe una mejor o peor opción, lo que existen son condiciones y acciones que se deben tomar en consideración al decidir si llevar o no en conjunto las finanzas personales.

8 consejos para llevar las finanzas en pareja

  1. Inicialmente ambos deben estar dispuestos a sentarse y poner todo sobre la mesa, ser honestos uno con el otro y confiarse todos sus ingresos.

2. Si ya viven juntos es ideal que hagan una lista de todos sus gastos en común y también de aquellos que no comparten. Lo mismo deben hacer con las deudas y obligaciones comunes e independientes. Al elaborar estas listas, podrán identificar quién tiene mayor carga financiera con relación a los ingresos que perciben y redistribuir la carga.

3. Luego es necesario elaborar su presupuesto. Es muy importante que ambos se comprometan a respetar este presupuesto y a ser honestos cuando se les salga algo de control o no les este funcionando, para que juntos puedan hacer los cambios de lugar.

4. Lo siguiente es que puedan identificar sus planes a corto, mediano y largo plazo, así como sus metas de ahorro y sus objetivos comunes e individuales.

5. Nunca olvides que cada persona es distinta y que tu elegiste a tu pareja por todas las cualidades que viste en ella, si no tienen los mismos hábitos financieros (ahorrar, gastar por necesidad, priorizar compras, etc.), es posible que tener las finanzas conjuntas no sea muy buena idea al principio, pero no significa que debes renunciar completamente a ello.

6. Otra recomendación imprescindible es tener accesos comunes a sus bancos y si usan tarjetas de crédito solicitar extensiones de esta, así manejarán el mismo límite y la misma información, es importante recordar que las finanzas en pareja están basadas en la transparencia y el compromiso mutuo.

7. También es una excelente opción elegir roles individuales y asignarse responsabilidades tales como: el pago de las tarjetas, préstamos y obligaciones como el pago de colegiaturas e ir al supermercado. Los detalles y el cómo, también son importantes.

8. Finalmente, pero no menos importante,es siempre tener pendiente que a la hora de decidir la adquisición de un activo o cualquier otra que involucre sus finanzas en conjunto, es necesario tener una conversación al respecto y decidir juntos que es lo más conveniente.

Al final todo va a depender de que es lo que realmente les funcione, prueba y error. Si tienen tendencias de consumo diferentes, y entienden que es algo que no se pueda mejorar, entonces sería recomendable mantener sus finanzas por separado, aunque en mi opinión siempre hay oportunidad de mejorar nuestros hábitos financieros y si se hace con la guía y el apoyo indicado es muy posible que tu vida financiera en pareja pueda mejorar significativamente.