5 consejos para mantenerte motivada a hacer ejercicio el año entero

Compartir

Shadia Llinas es Fitness Coach y puedes seguirla en @shadia_llinas

El inicio de año también suele marcar el comienzo de metas por cumplir, nuevos proyectos, y claro, siempre está el ponerse en forma. El famoso “new year, new me”. Este “boost” de energía que viene al comienzo de año suele venir con la motivación para ponerte las pilas, empezar a ejercitarte, y/o empezar una “dieta”, con la idea de que este será el año en que por fin te pondrás fit.

El problema viene cuando esa motivación se acaba, y empiezas poco a poco a dejar de hacer todo lo que te propusiste. Hoy quiero darte algunos consejos a tomar en cuenta para que esa motivación siga ahí y no pase otro año sin que inviertas en tu salud y tu bienestar.

Define tu por qué

¿Por qué quieres comenzar a hacer ejercicio? La respuesta a esta pregunta casi siempre es algo físico: “porque quiero ponerme un bikini en semana santa” o “porque quiero bajar x cantidad de libras”. Y eso no está mal, casi todas nos motivamos en un inicio por algo estético. Pero has pensado ¿por qué quieres ese cambio físico? Tal vez porque quieres sentirte cómoda y segura en tu propia piel, o porque tienes un deseo de superarte.

Sea cual sea, ponlo de fondo de pantalla, escríbelo y cuélgalo en un lugar donde siempre lo veas, o ponlo en tu alarma de la mañana. La idea es que sea un recordatorio de por qué empezaste. No todos los días tendrás la misma motivación del inicio de año, pero tu por qué te ayudará a mantener la disciplina que necesitas para lograr tus metas.

Ponte metas realistas

Si vas a empezar a hacer ejercicio, o tienes mucho tiempo sin hacer ninguna actividad física, no puedes pretender hacer lo mismo que hace una persona que tiene años entrenando y verte así en 1 mes. Y más que ponerte metas de resultados, ponte como meta cambiar los comportamientos que te llevarán a ese resultado.

Por ejemplo, si para mejorar tu condición física debes hacer ejercicio, beber más agua, y comer menos chucherías, tus metas pueden ser entrenar 3 veces a la semana, andar con tu termo de agua, y dejar de pedir comida de la calle. Si eres constante haciendo las cosas bien, los resultados llegarán.

No quieras ir de 0 a 100

El punto de hacer ejercicio y comer bien es hacerlo parte de tu estilo de vida. Y para esto lo ideal es ir adoptando mejores hábitos poco a poco, un día a la vez. A veces queremos invertir en los mejores suplementos, hacer la dieta que esté de moda en el momento, y hacer ejercicio todos los días, cuando lo más sostenible y realista para ti es aprender a comer mejor, y entrenar un par de veces a la semana, de una forma que se adapte a tu esquema de vida.

Si por el contrario quieres hacer todo al 100% desde el inicio, lo más probable es que termines frustrándote y como resultado, soltando todo.

Haz una actividad que disfrutes

Hacer ejercicio no es solamente ir al gimnasio a entrenar con pesas. Están los entrenamientos grupales, el crossfit, practicar un deporte, montar bicicleta o patines, entre otros. Si haces una actividad física que te guste, esto garantiza que realmente vayas a realizarla, y que lo hagas por tiempo indefinido.

Busca apoyo

Lo ideal es que sea un coach o profesional en el área, pero también puede ser un grupo, o un@ compañer@ para entrenar. Te servirá de motivación, te guiará en el proceso, y te creará un sentido de compromiso para que no faltes a tus entrenamientos. Está comprobado que el entrenar acompañado tiene mayor probabilidades de adherencia que si lo haces solo.

Aprovecha la motivación de un nuevo año para buscar esa mejor versión de ti misma. Espero estos consejos te ayuden a mantenerte firme en tu objetivo.