BELLEZA INTERIOR: EL VERDADERO PROPÓSITO DEL 2021

Compartir

Michelle Scarborough, Es Co-Founder de @relief_rd. Puedes seguirla en sus redes como @micscarborough y @relief_rd

Cada año al acercarse el último mes, es inevitable que comencemos a pensar en todo eso que nos propusimos con mucha ilusión en un inicio y logramos, pero también en eso que anhelábamos y no pudimos materializar. 

Esta es una fecha en la que se manifiestan una serie de emociones, no solo por lo que logramos o no, sino por todo lo vivido. Es una mezcla de alegría, felicidad, esperanza, amor pero también tristeza, nostalgia, desilusión y hasta culpa, por mencionar algunas. Definitivamente es una época que nos lleva a la reflexión.

Sin embargo, al comenzar un nuevo año, hacemos borrón y cuenta nueva e iniciamos el ciclo con nuevos objetivos.

También te puede interesar: La gratitud del autocuidado.

Peeeeeeero, este no es un año común. Valorar el 2020 y definir nuevas metas como lo hacíamos en años anteriores sería un acto de injusticia hacia nosotros mismos. El 2020 es un año que nos sacó del piloto automático y nos puso a repensar nuestras prioridades, replantearnos nuevos modos de vida, retar nuestro potencial y valorar nuestra mayor riqueza: la salud. 

Y ni hablar de los cambios de hábitos, quién iba a pensar que hoy en día tendríamos que colocarnos una mascarilla antes que tomar la llave de la casa para salir al supermercado, que abrazar a nuestros padres, más que un acto de amor, se iba a convertir en una amenaza, que para muchos la oficina se trasladaría a la sala de la casa y que el plantel escolar se mudaría a una plataforma virtual. ¿Raro no?

Te recuerdo todo esto para que, cuando vayas a pasar balance de tu año y a trazarte nuevas metas, te detengas un segundo y seas compasivo, realista y empático contigo mismo. Mires a tu alrededor y des las GRACIAS por lo poco o mucho que tienes, que estoy segura es más de lo que piensas.

Que celebres tus logros y que cualquier “fracaso” que identifiques lo veas como un acto de valentía y una oportunidad para hacerlo mejor, porque los únicos que fracasan son los que se atreven a ir por sus sueños. Que tus nuevas metas contemplen el cultivar eso que más valoras este año porque te diste cuenta que es lo realmente importante.

El 2021 nos espera y no te diré que será un gran año, eso dependerá de ti y del poder que le entregues a tus pensamientos, a las voces externas, a las palabras que dices y te dices y a cada acción que realices.

Lo que sí te diré es que será una gran oportunidad para vivir una vida en armonía donde pases tiempo de calidad con los que te rodean, hagas más eso que te apasiona, valores tu salud, retes tu potencial al máximo que eleve tu grandeza, seas agradecida cada día y que comiences a ver la belleza en lo “ordinario”, como el “te amo” de tus hijos, caminar en el parque, ver las flores, sentir la brisa o escuchar los pajaritos que te visitan cada mañana.

Es tu año, es mi año, vamos por él.