PROS Y CONTRAS DE la educación online

Compartir

 Virtudes Muñoz, es licenciada en Educación Mención Inglés y Maestría en Planificación y Gestión de la Educación.
Tiene 15 años de experiencia docente, los últimos 10 han sido en coordinación académica. Puedes seguirla en @soyvikigai

Cuaderno, lápiz, libro, sacapuntas… era el vocabulario habitual en el área de educación. Ahora es:  tableta, computadora, software, aplicación, celular… Tanto los educadores como los padres han tenido que aprender más sobre la educación online. 

Todo empezó a finales del 2019 cuando apareció el virus Covid-19 y nos cambió la vida a todos. Los ciudadanos del mundo tuvimos que encerrarnos y realizar nuestras actividades diarias a través de los equipos electrónicos. Se produjo un cierre de los colegios para evitar el contagio masivo y rápido del virus y los estudiantes continuaron sus estudios desde el hogar.

La pandemia ha cambiado de forma inesperada y sin aviso la rutina en el hogar, el cual ahora en vez de ser el lugar de descanso se convierte en el lugar de trabajo y educación.  El éxito de la educación en línea depende varios factores donde igual que en la enseñanza tradicional se ven involucrados maestros, padres y estudiantes. 

Los jóvenes y la educación en línea

En el caso de los adolescentes la educación a distancia no ha sido tan estresante para ellos. Al ser una generación que tiene a la mano la tecnología esta modalidad ha sido muy fácil de llevar. Algunos docentes han tenido aportes de sus estudiantes con la recomendación de softwares y juegos educativos en línea. Le pregunté a varios jóvenes sobre los pros y cons de esta situación y sus respuestas fueron las siguientes:

Pros:

  • Puedo levantarme más tarde.
  • No tengo que ponerme uniforme ni salir rápido de casa.
  • Siento que tengo menos stress.
  • Tengo que ser más creativo en la realización de algunas presentaciones.
  • Siento que soy más responsable e independiente con mis deberes.
  • Siento que ahora tengo menos clases.

Cons:

  • No puedo ver a mis amigos
  • Es más aburrido desde casa.
  • Extraño mis maestros
  • Se me hace un poco difícil organizarme, en mi salón de clases tenía una rutina fija.
  • El internet me falla a veces
  • Algunas explicaciones no las entiendo. Antes mi maestra podía explicarme aparte durante clases. 
  • Extraño practicar deporte y las conversaciones en el recreo. 

Como otras situaciones en la vida tiene sus pro y cons. Pero es evidente que para los adolescentes la interacción social, el acompañamiento físico y emocional son una parte importante de la educación presencial. 

¿Qué deben tener en cuenta los padres?

El hecho que los más grandecitos de la casa sean más independientes no quiere decir que nos descuidemos de ellos. Los adolescentes también se están viendo afectados por la situación actual, necesitan apoyo y comprensión de parte de los que le rodean. Tenemos los siguientes tips para que los padres den seguimiento a los jóvenes en sus clases desde la casa:

  • Muestra a tu hijo/a que estas ahí para darle apoyo en sus estudios y ayudar en lo que necesite. Esto reduce el nivel de incertidumbre y ansiedad.
  • Asegúrate que el espacio de estudios sea el lugar adecuado, tenga suficiente luz, el internet funcione adecuadamente, buena ventilación y tenga los materiales adecuados.
  • Anímalo/a establecer una rutina, no use pijamas para las clases, darse un baño, y tenga una estructura diaria.
  • Mantén comunicación constante con el centro de estudios y con otros padres por diferentes vías. 
  • Ofrécele ayuda en las materias que domines el contenido.
  • Asegúrate que tu hijo/a duerma lo suficiente.
  • Ejerciten juntos, ya sea caminar, trotar o realizar algún deporte. 

Los adolescentes están en una etapa de cambios físicos y emocionales principalmente. Es normal que su necesidad de autonomía los lleve a rechazar ayuda de sus padres. Sin embargo los padres deben seguir disponibles para dar apoyo a sus hijos haciéndoles saber que están para ellos en todo momento.